Convierta la disculpa en una estrategia de gestión

Total
0
Compartidos
¿Con qué frecuencia usted da razones o pruebas que los descarguen de una culpa o delito? ¿Cuándo no tomó en cuenta o perdonó faltas y omisiones que alguien de su entorno comete? ¿Se enfrentó a pedir indulgencia por lo que ha causado o puede causar daño?

Reflexione. Ya lo hizo el jugador y empresario estrella de la NBA, LeBron James (foto). Se disculpó por usar la palabra “retardado”. Reaccionó o corrigió por la sustitución, un “mal hábito”. También Reed Hastings, el director ejecutivo de Netflix, el canal de internet de vídeo por demanda, al socializar una estrategia que dividiría a la compañía en dos y elevaría los precios de su cartera. Miles de sus consumidores protestaron. “Me equivoqué. Debo a todos una explicación. Es evidente por la retroalimentación durante los últimos dos meses que muchos miembros sintieron que nos faltó respeto y humildad en la forma en que anunciamos la separación del DVD y la transferencia directa, y los cambios de precios. En retrospectiva, caí en la arrogancia con base en el éxito pasado”. Siga la lectura e intente escenificar su actuación ejecutiva en el gran teatro de las disculpas. ⇒ SIGA EL DESARROLLO TEMÁTICO …⇓

¡Suscríbase al canal de entrenamiento ejecutivo DEPORTE & NEGOCIOS!

Reciba gratis las guías prácticas para gestionar la economía y los negocios del deporte en la era de la industria 4.0

También te puede interesar