El efecto de la marca Jordan en la vida comercial de Nike

Total
0
Compartidos
La relación comercial entre Nike y la NBA comenzó en 1984 con la llegada de MICHAEL JORDAN a los escenarios de competencia, hasta convertir el ‘producto baloncesto’ en un ritual de consumo en Estados Unidos, y hoy, con efecto en más de 180 países.

El jugador elevó la visibilidad del negocio, al tiempo que se convirtió en símbolo de la marca más allá del terreno del baloncesto. Es, quizá, el personaje más conocido del planeta. Y muchas de sus semejanzas con las de un héroe mítico tienen su origen en Nike y en las campañas de mercadeo que se crearon a su alrededor. Cada uno se alimentó del valor para los clientes de los otros. Nike era una marca que luchaba por sobrevivir cuando firmó un contrato con JORDAN. Sus números estuvieron en rojo durante dos años consecutivos y se vio obligada a despedir a 400 operarios. Pero en 1996, logró el 44 por ciento del mercado de las zapatillas en los Estados Unidos, con ventas por valor de 3.600 millones de dólares. La confluencia de la estrella, el producto y la televisión advertía que la atracción por la marca de la NBA estaba impulsada por la personalidad del jugador. Una las primeras acciones de David Stern como director de la NBA fue imponer una multa de 1.000 dólares a JORDAN por usar el primer par de zapatillas Nike Air Jordan en el partido de apertura de la temporada 1984/85. Las controvertidas zapatillas rojas y negras eran inaceptables para las estrictas normas de la liga en materia de uniforme deportivo.  SIGA EL DESARROLLO TEMÁTICO…⇓

√ deporte & negocios Premium…+
√  MAS SPORT MARKETING…+

También te puede interesar