El modelo de Marca Personal que motiva el marketing de la industria F1

Total
0
Compartidos
Fernando Alonso es la garantía de modelo de persuasión para los inversores de patrocinio, y un ejemplo de profesional íntegro para la industria de la industria del deporte. Luego del éxito de 2005 con el título del mundial de pilotos y su contribución para que la casa francesa Renault obtuviera el de constructores, el joven español sorprendió con el sí para McLaren Mercedes, a partir de 2007.

Hoy, tras el segundo éxito consecutivo como campeón de la Fórmula Uno, la inversión anticipada de la escudería británica cotiza en alto, mientras que la francesa observa impávida la pérdida del mayor impulso de ruido de marca que en toda su historia de fabricante haya podido sumar gracias a las destacadas actuaciones en la pista mediática del automovilismo deportivo. La reposada personalidad del bicampeón español es un ejemplo de cordura y sencillez. Ni la concurrida lista de marcas tras su nombre como tampoco el millonario fichaje y mucho menos su ‘acelerado’ rendimiento en las pistas, alteran su comportamiento de ídolo deportivo. Variables que por lo regular golpean el ego de un ‘artista del espectáculo’ cuando alcanza por anticipado garantías tan promisorias y rentables. ⇒ SIGA EL DESARROLLO TEMÁTICO…⇓

√  deporte & negocios Premium…+
√  MÁS SPORT MARKETING…+

¡Suscríbase al canal de entrenamiento ejecutivo DEPORTE & NEGOCIOS!

Reciba gratis las guías prácticas para gestionar la economía y los negocios del deporte en la era de la industria 4.0

También te puede interesar