El producto Copa Mundo FIFA, tras el extenuante juego de la renta

Total
0
Compartidos

CONTEXTO TEMÁTICO

[su_dropcap]L[/su_dropcap]as Copas del Mundo y los Juegos Olímpicos se perciben como una virtual máquina de hacer dinero para los gobiernos que se ven obligados a apoyarlos en la búsqueda de esos atractivos réditos. El respaldo político a las propuestas es trascendental por las garantías que exigen los holdings titulares de los derechos como la FIFA y el Comité Olímpico Internacional en cuanto a seguridad, infraestructura, respaldo económico e -inclusive- visas de inmigración. Los crecientes ingresos por derechos de televisión, venta de boletería, mercadeo y turismo representan la gran motivación para las sedes que quieren involucrarse. Solo hay que ver la lista de los candidatos que se presentaron en la oferta MUNDIALES de 2018 y 2022 para tener algún sentido de la oportunidad que se les presenta. La mitad del G8 estuvieron ahí: Estados Unidos, Rusia, Japón y el Reino Unido. Todos los postulantes piensan que sacarán algún provecho económico de la Copa Mundial. Sudáfrica, la sede más reciente, es un caso interesante. Según una comisión estatal, el gobierno invirtió cerca de 3.500 millones de dólares en el pantallazo de 2010, una suma enorme para un país donde gran parte de la población vive en la pobreza, sin acceso adecuado a educación y servicios básicos. No se sabe a ciencia cierta cuántos ingresos generó. La justificación para el gasto abarcó muchos niveles, pero en la raíz estuvo el argumento económico, que mencionó la reducción del desempleo, el incremento de ingresos por turismo y la promoción para la inversión directa internacional en Sudáfrica. Tal vez el mayor éxito estuvo representado en un elemento más intangible: el concepto de Marca País. Pero todavía hay mucho escepticismo con respecto al valor económico real de la línea de producto fútbol COPA MUNDO FIFA, aunque no cabe duda de la cantidad de dinero que le genera a la transnacional deportiva con sede en Zúrich, cosechado de los dividendos por la explosión de derechos de Televisión. En esta ruta, BRASIL fue elegida para desarrollar la de de 2014. Una decisión compatible con la estrategia seguida por la FIFA de llevar el suceso a diferentes continentes y de paso, dar la oportunidad a las economías emergentes de organizarlo. El país disfruta de estabilidad productiva desde hace 16 años. Hoy, es la octava economía del mundo y la mayor de América Latina. En efecto, los mayores desafíos para las ciudades sedes de grandes sucesos deportivos están fuera del campo de juego. Necesitan estar preparadas para recibir visitantes de todos los continentes y disponer de la logística necesaria hacia un suceso de alto consumo. Entre junio y julio de 2014, cuando el producto fútbol global esté en el mercado, Brasil espera recibir unos 600.000 turistas extranjeros y 3,1 millones locales⇒ SIGA EL DESARROLLO TEMÁTICO…+

√  Reserve la suscripción deporte & negocios global…+
√  VOLVER A TODO EL CONTENIDO SOCCER BUSINESS…+

¡Suscríbase al canal de entrenamiento ejecutivo DEPORTE & NEGOCIOS!

Reciba gratis las guías prácticas para gestionar la economía y los negocios del deporte en la era de la industria 4.0

También te puede interesar