Olímpicos de invierno, una empresa deporte bajo amenaza

Total
0
Compartidos

CONTEXTO TEMÁTICO:
Es la de los Juegos Olímpicos de invierno en Sochi, que el 7 de febrero de 2014 el presidente Vladimir Putin Putin develará al mundo como una de sus estrategias para visibilizar la Marca país “Nueva Rusia”.

[su_dropcap]L[/su_dropcap]a otra, el Mundial de fútbol de 2018. Para esta primera cita transcultural, su gobierno invertirá 51.000 millones de dólares, los más costosos en la historia de la industria olímpica por encima de los 40.000 millones que los chinos gastaron con los de Pekín en el verano de 2008. Una gala fastuosa para vender el balneario ubicado en el mar Negro y no lejos de las nieves caucasianas, como una zona turística de lujo con estaciones de esquí, hoteles de cinco estrellas, tiendas y restaurantes de lujo. El portafolio se expone como el punto de encuentro de los turistas del mundo que buscan bienestar en la naturaleza pura. Pero hay otra realidad que el hombre fuerte del país más grande del mundo por territorio intentará limpiar con el deporte como instrumento persuasivo: Sochi pertenece a las estribaciones del Cáucaso, una región gangrenada por la guerra, el desempleo y la corrupción y donde el terrorismo islamista se ha radicalizado con un mensaje de muerte extendido a otros lugares de la nación. ⇒ SIGA EL DESARROLLO TEMÁTICO…+

[list type=”check”] [/list]

¡Suscríbase al canal de entrenamiento ejecutivo DEPORTE & NEGOCIOS!

Reciba gratis las guías prácticas para gestionar la economía y los negocios del deporte en la era de la industria 4.0

También te puede interesar