Conozca y gestione la arriesgada estrategia de marca con celebridades

Total
0
Compartidos
Las celebridades, en especial las de la industria del deporte por la selectiva atención mediática de cada una de sus actuaciones en y fuera de los estadios, son una empresa ambulante centrada en una persona. En muchos casos los consumidores no saben a qué se dedica la marca sobre la cual visibiliza persuasión su ICONO.

Entonces es utilizado como su rostro humano y en el medio para exaltar las virtudes de desempeño de sus productos y servicios en el mercado. Un estudio publicado por economistas de la Universidad de California en Davis nos enseña que las fallas personales de TIGER WOODS costaron a sus principales patrocinadores, NIKE y GATORADE, entre 5.000 y 12.000 millones de dólares de su capitalización en el mercado de acciones. El suceso se produce porque los anunciantes aplicaron el concepto de ‘transferencia indirecta de sentimientos’. Significa que, para que nos GUSTE una MARCA, nos tiene que GUSTAR – o al menos, no disgustar – la persona que la representa. Pero centrar los objetivos de comunicación de marketing alrededor de la celebridad resulta una situación de alto riesgo. En el mundo de los negocios, la credibilidad y la honestidad son prioritarias. El patrocinador quiere ser una empresa confiable. El problema surge cuando el deportista (celebridad) rompe comportamientos que traicionan la confianza del consumidor (sus seguidores) ⇒ SIGA EL DESARROLLO TEMÁTICO…⇓

√  deporte & negocios Premium…+
√  MÁS SPORT MARKETING…+

¡Suscríbase al canal de entrenamiento ejecutivo DEPORTE & NEGOCIOS!

Reciba gratis las guías prácticas para gestionar la economía y los negocios del deporte en la era de la industria 4.0

También te puede interesar