El caso de marca Colo – Colo: cómo reconstruir empresa deporte desde la planificación estratégica

Total
0
Compartidos
En 2004, Colo – Colo, la mayor conexión emocional de marca deportiva con el pueblo austral después de su selección nacional, tocó fondo con deudas superiores a los 54 millones de dólares. Todo a su alrededor era calamitoso.

El rendimiento en los estadios pobre y sus millones de consumidores convertían la pasión en protesta, mientras que los acreedores se sentían impávidos ante la falta de garantías para recuperar sus inversiones. El fisco también reclamaba millones por cargas impositivas sin pagar. Los activos emblemáticos desde 1925 como el Estadio Monumental y su marca eran parte de los inventarios judiciales. Todo era hecatombe. Pero la turbulencia que amenazaba no solo el fútbol sino el resto de su deporte, encontró salidas muy del espíritu batallador, nacionalista y creativo propio de los chilenos para resolver en situaciones de aflicción ya sea por la implacable naturaleza o por los vaivenes de su novel democracia. El concepto de empresa es una institución vital para los más de sus 17 millones de habitantes que promedian índices de desarrollo humano, porcentaje de globalización, PIB per cápita, nivel de crecimiento económico y calidad de vida entre los más altos de América Latina. No estaban dispuestos a ver desmoronar uno de sus arquetipos. Era un asunto de reputación. Se trataba de recuperar el lugar de Colo – Colo entre las instituciones más respetadas de la sociedad chilena. Podría ser un proceso largo y complejo. Pero lo lograron con cambios profundos en la estructura del deporte desde un modelo privado apadrinado por el estado. Así nace el prototipo Sociedad Anónima Deportiva (SAD), que desde hace 7 años inició el camino de transformar el nombre de los clubes y las federaciones por los de marcas rentables en y fuera de los estadios. Uno de los resultados, Colo – Colo: de un pasado reciente de desastre a una próspera unidad de negocios digna de ser imitada por el resto de América Hispana. ¿Cómo se produjo este reinvento? Siga la lectura y conozca la estrategia de organización y gestión aplicada para restablecer la confianza de una institución dañada.

También te puede interesar