Gestione las emociones negativas de su equipo de trabajo como una ventaja competitiva

Total
3
Compartidos

Los líderes no rechazan las emociones negativas. Se apoyan en ellas y ayudan a su equipo a gestionarlas para recuperarse y crecer.

¿Cómo y cuándo ayudar a los miembros del equipo a canalizar las emociones negativas para convertirlas en una estrategia que libere el potencial de su productividad?

CASO DE APLICACIÓN:
La estrategia del gerente de campo que convirtió las emociones negativas de su equipo para desbloquear el potencial de su productividad y ganar la Copa Mundo de Hockey
.
RESUMEN

El rendimiento tanto en la producción convencional como en la industria del deporte, conlleva a situaciones de desilusión y fracaso. En el ambiente atlético, gran parte del trabajo del gerente de campo (líder) transita por ayudar al deportista a superar las emociones negativas. Aunque no estén en acción en los estadios, son vulnerables a los contratiempos. Suceso similar ocurre en el campo de la productividad tradicional. En ambos, los contratiempos y las adversidades vienen con emociones negativas. Es frecuente sentir decepción, frustración o enojo en algún apartado de nuestra vida productiva. Notarlas en un miembro del equipo podría calificarse como un contagio para contener o un problema que resolver. Este es uno de los tantos juegos de gestión al que se enfrentan los líderes: Cómo y cuándo ayudar a los miembros del equipo a canalizar las emociones negativas para convertirlas en una estrategia que libere el potencial de su productividad.

Para acceder a la guía práctica de gestión:

⇒ INICIAR SESIÓN…+
Aún no es abonado? Hágase Cliente Premium y disfrute de acceso ilimitado a todo el contenido de Prácticas de Gestión en Economía e Industria del Deporte+