Olímpicos, el atractivo de gestionar una empresa perdedora

Total
0
Compartidos

Los olímpicos no son como la mayoría de los aspectos de la vida económica de una ciudad o un país.

La olimpiada es un mega suceso que ofrece como primer premio la posibilidad de perder miles de millones.

El expediente operacional de los Olímpicos de la multinacional COI (Comité Olímpico Internacional) dicta cómo, cuándo y por qué una ciudad elegida está obligada a la totalidad de los costos que demanda la estadía y alimentos de los casi 11 mil deportistas de 200 naciones y de toda la burocracia olímpica; la modernidad y funcionamiento de las fábricas de producción (llámese estadios), transporte, obras urbanas y seguridad.

Pero no pone en la lista de exigencias la inversión total de la ciudad sede para responder. 

¿Qué tienen los olímpicos que hace que una ciudad que normalmente no está dispuesta a gastar un solo centavo en infraestructura o planeación esté ansiosa por gastar tan salvajemente? ¿Existe alguna forma significativa de cambiar el modelo de negocio para controlar los costos, de modo que los juegos sean tan populares como lucrativos? ¿Son una estrategia de mercadotecnia para poner en el mapa global una Marca Ciudad? ¿Es una rica fuente de ingresos comerciales para una sola empresa, el holding COI con sede en Lausana, Suiza, la casa de una frondosa burocracia que vive del deporte?

Para acceder a la práctica
¿Ya es Premium? Iniciar sesión…+

¿Aún no es abonado
deporteynegocios.com? 
Hágase Cliente Preferente y disfrute del acceso ilimitado a todas las guías prácticas de economía e industria del deporte durante los 365 días del año con el pago de 12 dólares…+

Manténgase al día con las historias de negocios y economía del deporte enviadas gratis a su bandeja de entrada.