Un gerente productivo es el que sabe gestionar las malas noticias…¿Ese podría ser usted?

Total
0
Compartidos

CONTEXTO TEMÁTICO

Una mala noticia cunde en los ambientes de trabajo no siempre con efecto nocivo para la productividad si el impacto se gestiona desde una estrategia que estimule tanto la creatividad como la capacidad de resolver el resultado negativo. El deporte como producto en y fuera de las fábricas de producción (estadios) es un foco preferente de este impacto. 

La euforia es detonante del estado de ánimo del grupo. Pero la derrota, lejos de mala, pone a prueba la capacidad de respuesta del equipo para medir racionalmente lo que ha salido bien, lo que debe salir mejor e introducir cambios para resolver los errores. Muchos líderes prefieren convertirse en “avestruces”. Meten sus cabezas en la arena, en un intento de preservar la felicidad y para que la negatividad no ronde su campo. Pero una mala noticia demanda el osado ejecutivo dispuesto a chocar los problemas de frente. En lugar de esconderse del hecho de que su equipo tiene bajas calificaciones en cuanto a su compromiso, el líder creativo es el que busca soluciones para incrementar la credibilidad de que su comportamiento importa. ⇒ SIGA EL DESARROLLO TEMÁTICO…+

Boletín

Recibe el contenido sobre la ciencia y los negocios del deporte

También te puede interesar