Por qué adaptar la tecnología como aliada de la empresa del deporte

Total
0
Compartidos

“Tu computadora no te deja sin empleo, tu robot no te hace desempleado”

Parece indiscutible: la tecnología reemplazará los empleos o, más bien, a los empleados. Pocas industrias, si acaso las hay, permanecerán intactas.

Autor de este artículo académico: JOSEPH PISTRUI es profesor en la Escuela de Negocios IE en Madrid.

Para el economista James Bessen, “la tecnología reemplazará algunos trabajos, pero no tiene que sustituir a quienes los hacía. El problema es que la gente está perdiendo su empleo y no estamos haciendo un buen trabajo respecto de darle las habilidades y el conocimiento digital que necesita para los nuevos desempeños”.

Parece indiscutible: la tecnología reemplazará los empleos o, más bien, a los empleados. Pocas industrias, si acaso las hay, permanecerán intactas. Lo que es importante para los líderes corporativos en este momento es evitar el error catastrófico de ignorar la manera en que esto afectará a la gente.

A continuación aparecen cuatro formas de pensar sobre las personas que queden rezagadas cuando llegue toda la nueva tecnología.

EL MAGO DE OZ ES EL MODELO INCORRECTO
En Oz, al mago le enseñan cómo dirigir el reino a través de una compleja máquina escondida detrás de una cortina. La presidenta y fundadora de Fetch Robotics, Melonee Wise, advierte en contra de esa manera de pensar: “Por cada robot en el mundo, debes tener a alguien que le dé mantenimiento o servicio, o que lo cuide”. El punto de la tecnología, sostiene, es impulsar la productividad, no recortar la fuerza de trabajo.

LOS HUMANOS SON ESTRATÉGICOS; LAS MÁQUINAS SON TÁCTICAS
Mientras más técnico sea el trabajo, más puede realizarlo la tecnología. En otras palabras, las máquinas se inclinan hacia las aplicaciones tácticas. Por otro lado, el trabajo que requiere un alto grado de imaginación, análisis creativo y pensamiento estratégico es más difícil de automatizar. Las computadoras son muy buenas para optimizar, pero no tanto para establecer metas. Tampoco para usar el sentido común.

INTEGRAR LA NUEVA TECNOLOGÍA TIENE QUE VER CON LAS EMOCIONES
Cuando llega la tecnología y algunos trabajadores se van, queda un miedo residual entre quienes permanecen en la empresa. El líder corporativo sabio se dará cuenta de que el trauma postecnológico toma dos vías: cómo integrar la nueva tecnología en el flujo de trabajo, y cómo lidiar con los sentimientos de que la nueva tecnología de alguna manera es el enemigo.

REPLANTEA LO QUE TU FUERZA LABORAL PUEDE HACER
La tecnología reemplazará algunos trabajos, pero no tiene que sustituir a la gente que los hacía. El economista James Bessen señala: “El problema es que la gente está perdiendo su empleo y no estamos haciendo un buen trabajo respecto de darle las habilidades y el conocimiento que necesita para los nuevos empleos”.

Como enfatizó Wise, la experta en robótica: la tecnología solo es una herramienta que los líderes pueden usar como les parezca adecuado. Podemos escoger utilizar inteligencia artificial y otras tecnologías emergentes para reemplazar el trabajo humano, o podemos elegir usarlas para incrementarlo. “Tu computadora no te deja sin empleo, tu robot no te hace desempleado”.

Fuente bibliográfica:
Harvard Business Review
 
Anuncios