Prácticas del lenguaje del béisbol para decisiones más acertadas de la gerencia

Total
1
Compartidos

La terminología del béisbol se ha tomado como argumento para vestir muchas estrategias del mundo ejecutivo de los negocios.

Manejamos nuestras vidas y nuestros negocios usando promedios. Si no lo hiciéramos, estaríamos tan abrumados con información que no podríamos gestionar en absoluto. Pero este enfoque oculta un mundo inmensamente rico. Tan pronto como escogemos un promedio sobre el cual tomar una decisión, nos desligamos de información más detallada que podría conducir a percepciones que podrían afectar nuestras decisiones y resultados. Los momentos de la gestión del juego del béisbol en el campo son escenarios de los que podemos extraer información para estudiar la toma de decisiones sobre asuntos clave de los negocios. Un lanzador, pícher o pitcher es el jugador que lanza la pelota desde el montículo hacia el receptor, con el objetivo de sacar al bateador e impedirle anotar y ayudar a anotar carreras. A esta posición se le asigna el número 1. Si está dentro del rectángulo imaginario, es decir, la zona de strike oficial, definido por la anchura del home plate en el campo y la posición de bateador, el árbitro debe otorgar un strike. De lo contrario, dará el lanzamiento como malo o “bola”. ¿Qué de esta terminología podemos llevar al directorio ejecutivo de la empresa para gestionar la mejor toma de decisiones? Avancemos…

EL DESARROLLO COMPLETO DE ESTA PRÁCTICA ⇓

También te puede interesar