La FIFA y el sonoro caso de corrupción puso al escarnio público nombres de dirigentes que se auto proclamaban como los líderes del fútbol.

Y desnudó que la corrupción en los deportes también es una especie de juego generalizado como el practicado por los que se birlan los dineros destinados para la construcción del puente, la carretera, el acueducto o la escuela.

Qué pasará con el holding del fútbol mundial tras el mayor escándalo de pillaje financiero hecho por quienes se paseaban por palacios y casas de gobierno como los grandes jefes de estado de una república independiente, llamada FIFA, predicando las bondades de un negocio sin fronteras que presumía unión, desarrollo y arquetipo de gestión?

La globalización ha sido una bendición para la industria del deporte. Y no solo para la materia prima bien pagada (atletas) y las concesionarias de autos que patrocinan. Ha producido estándares más altos, mejores estadios y espectáculos más profesionales. Pero para hacer frente a los riesgos que le acompañan, los deportes necesitan ser dirigidos como empresas transparentes y rigurosas.

Para acceder a la práctica
🔐 ¿Ya es Premium? Iniciar sesión…+

¿Aún no es abonado
deporteynegocios.com? 
Hágase Cliente Preferente y disfrute del acceso ilimitado a todas las guías prácticas de economía e industria del deporte durante los 365 días del año con el pago de 12 dólares…+

Manténgase al día con las historias de negocios y economía del deporte enviadas gratis a su bandeja de entrada.