Los líderes juegan a la empatía

Total
0
Compartidos

Es la inteligencia emocional conectada a la competencia cultural de quienes con firmeza y carácter pilotan empresa en la era de los nuevos mercados.

La industria del deporte experimentó un suceso de gestión poco pragmático y de trascendencia económica negativa para los indicadores de la empresa del entretenimiento Real Madrid: el despido del décimo gerente de campo durante una sola presidencia. Reiterativo, emocional e impulsivo el ingeniero de caminos Florentino Pérez toma decisiones sin catar las consecuencias y menos la continuidad de los procesos. ¿Qué hay de empatía en esta secuencia de decisiones? ¿Qué ambiente motiva estas medidas?

Algunos expertos se atreven a calificarlas como “Miopía de Empatía de un Líder de negocios”. La Empatía es esa una profunda Inteligencia Emocional que está conectada a la competencia cultural de quienes con firmeza y carácter pilotan empresa en la era de los mercados sin fronteras. Además, facilita a los que la socializan ver el mundo a través de los ojos de otras personas y entender sus perspectivas singulares.

La empatía escasea en los líderes que más la necesitan

AUTOR: ERNEST J. WILSON III

Muchas personas se indignaron ante las crueles prácticas directivas descritas en un artículo acerca de Amazon en el New York Times. Entre ellos estaba el propio Jeff Bezos, fundador y ejecutivo en jefe de Amazon. En un memorándum dirigido a sus empleados escribió, “nuestra tolerancia ante cualquiera de dichas faltas de empatía necesita ser de cero.”

Tiene razón, no sólo en términos humanitarios, sino también por razones que deberían atraerle a un duro hombre de negocios como él. En Amazon y otros negocios, la empatía debería ser la consigna.

Por tres, años mis colegas y yo le preguntamos a líderes empresariales en los Estados Unidos y otros países qué atributos deben tener los ejecutivos para alcanzar el éxito en la economía digital global de la actualidad. Identificaron cinco características como críticas:

Adaptabilidad, Competencia cultural (la capacidad de pensar, actuar y moverse a través de múltiples fronteras), Pensamiento de 360° (comprensión holística, capacidad de reconocer patrones de problemas y sus soluciones), Curiosidad intelectual y, por supuesto, Empatía.

Cuando la empatía siguió apareciendo en nuestra investigación, me sorprendí. Todas las personas a las que entrevistamos eran ejecutivos de negocios, y yo esperaba escuchar acerca de la perseverancia y la fortaleza.

Muchos líderes dijeron que la empatía era el más importante de los cinco atributos que habíamos descubierto. Este entusiasmo por la empatía cruza fronteras. No sólo los ejecutivos del entretenimiento en Los Ángeles y los líderes de la tecnología de información en Manhattan, sino también los profesionales de relaciones públicas en Shanghái y los hombres de negocios e inversionistas digitales que se reúnen en el jockey club de Londres reconocieron la importancia de la empatía.

Así lo hicieron también los fundadores de empresas emergentes en Roma y los profesionales de la publicidad en Paris. Para mayor prueba, sólo considere que Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, recientemente señaló que la plataforma está construyendo algunos tipos de botones para que los usuarios expresen empatía ante la publicación de alguien más.

La empatía es una profunda inteligencia emocional que está conectada a la competencia cultural. Le permite a aquellos que la poseen ver el mundo a través de los ojos de otras personas y entender sus perspectivas singulares.

¿Por qué la empatía sobre otros valores?

Primero, el grupo monolítico antes conocido como la audiencia -el cliente pasivo, el paciente dócil, aplastado en el sofá- son reliquias del pasado pre digital, cuando la comunicación era principalmente una calle de un solo sentido del vendedor hacia el comprador. Ahora la comunicación va en dos sentidos. Las múltiples y muy vocales audiencias de la actualidad demandan ser escuchadas o se llevarán su dinero a otro lado. Usted necesita empatía para saber quiénes son esas audiencias y qué es lo que quieren.

La comprensión empática también es indispensable en cada vez más mercados, como aquellos de los Estados Unidos, Alemania e incluso Japón. Ni el conocimiento técnico, ni la habilidad de empresarial, es suficiente. Usted debe estar sinceramente interesado en comprender otras preferencias y elecciones culturales.

La empatía también cuenta dentro de los muros de la empresa. Muchas compañías han abandonado las jerarquías rígidas y las órdenes de arriba hacia abajo, creyendo que la colaboración produce mejores resultados que la competición despiadada al estilo de la reportada en Amazon. En esas compañías, las relaciones y la persuasión se han vuelto esenciales para el éxito. Y para persuadir efectivamente usted debe ser capaz de empatizar

Considere también a los milenarios, nacidos entre 1980 y el 2000. Por una parte, suelen ser caricaturizados como joviales narcisistas, demasiado envueltos en sí mismos para quitar la mirada de sus teléfonos mientras hablan con usted. Por otro lado, con la misma regularidad se dice que buscan un trabajo significativo en empresas socialmente responsables que reflejen sus valores. Ya sean narcisistas o nobles, ya son 80 millones y ahora dominan el mercado de trabajo. Dirigirlos y administrarlos requiere entenderlos individualmente -la clase de genuina comprensión que no ofrecen las descripciones grosso modo, sino la empatía.

Aunque la empatía es vista casi universalmente como algo deseable, no está distribuida equitativamente en todos los niveles de la administración. De acuerdo con una encuesta aún no publicada que recogió las respuestas de personas que se graduaron en los últimos 10 años y ahora ocupan posiciones profesionales, la empatía falta especialmente entre los mandos medios y los altos ejecutivos: justo quienes más las necesitan, porque sus acciones afectan a un gran número de personas.

Sin embargo, la empatía no es todo. Usted puede tener disposición hacia la empatía, pero ser incompetente al ejercerla si carece de la competencia cultural, para entender las pistas a su alrededor; de la curiosidad intelectual, para explorar las realidades de otras personas; del pensamiento de 360 grados, para ver integralmente una situación o de la adaptabilidad para actuar de acuerdo a lo que ha llegado a entender. De todos modos, la empatía se mantiene como una base emocional -es el “atributo primario” de los líderes exitosos.

FUENTE TEMÁTICA:
ESCUELA ANNENBERG DE COMUNICACIÓN Y PERIODISMO DE LA USC

Manténgase al día con las historias de negocios y economía del deporte enviadas gratis a su bandeja de entrada.