El modelo de gestión de la marca Boca Juniors

Total
0
Compartidos

Cómo repensar y adaptar un modelo de negocio en tiempos de crisis

RESUMEN

En 1995 cuando Mauricio Macri llegó a la dirección ejecutiva el caos económico y deportivo rondaba el referente del fútbol profesional argentino. Cuatro presidentes habían entrado y salido desde las últimas décadas de los ochenta y el popular estadio de la Bombonera, hogar del equipo desde 1940, temporalmente cerrado. Estaba en la quiebra. Tenía una imagen antigua, estática y popular, que se asociaba principalmente a varones de clase baja. El cargo le exigía reinventar para transformar el nombre de Club en una marca empresa ajustada a la modernidad y el dinamismo sin perder sus raíces tradicionales de clase obrera. Y lo hizo desde la puesta de un Plan Estratégico edificado a partir de Cuatro Cimientos: Crear una Administración de Excelencia para rentar los ingresos. Aumentar la explotación de portafolios de producto. Llevar la marca Boca País al mundo. Y Centralizar los procesos de gestión. Pero el secreto para tantos réditos durante su gerencia fue la administración creativa del atributo pasión desde un marketing estratégico para despertar el nexo de fidelidad emocional de la marca entre su millonario patrimonio de consumidores. Siempre predicó: “Boca es un club demasiado grande para un país tan pequeño”. Macri ejerció la presidencia de su país entre 2015​ y 2019.​ Desde 2020 se desempeña como presidente ejecutivo de la Fundación FIFA.

Para acceder a la guía de gestión

⇒ INICIAR SESIÓN…+
Aún no es abonado? Hágase Cliente Premium y disfrute de acceso ilimitado a todo el contenido de Prácticas de Gestión en Economía e Industria del Deporte…+