Marketing de seducción: cuando el cliente ya no pueda quitarse nuestra marca de su cabeza

Total
5
Compartidos
El arte de diversificar marca para gestionar beneficios emocionales en y fuera de los estadios

Su oficio en el campo no es otro que el de Vestir para Persuadir. Gracias a su habilidad para conectar emociones, ha logrado categorizar el deporte como el producto de mayor consumo en cada rincón de la tierra. Sin egoísmo transfiere la etiqueta del éxito a cada movimiento de los Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, LeBron James o Lewis Hamilton. Y a las corporativas Adidas, Nike, Coca Cola o Santander. Su juego no compite con el de las estrellas del deporte. Simplemente cumple con el modo para que marcas y productos penetren con sutileza en la mente del consumidor a la hora de una decisión emocional. Es el arquitecto que diseña cada estrategia de comunicación para atrapar gustos y preferencias. Es el jugador más activo del producto deporte: Es Marketing⇒ SIGA EL DESARROLLO TEMÁTICO…+

Boletín

Recibe el contenido sobre la ciencia y los negocios del deporte

También te puede interesar