El arte de saber negociar los derechos en la industria del deporte

Total
0
Compartidos
Un acuerdo mal negociado puede provocar p茅rdidas imprevistas y dolores de cabeza a largo plazo.

Y este ocurri贸 en 1976. Los protagonistas, el holding NBA y los hermanos Ozzie y Daniel Silna que para entonces eran los due帽os de una productora textil en Nueva Jersey y de los Cougars de Carolina, un equipo de la Asociaci贸n Americana de B谩squetbol (ABA) comprado por un mill贸n de d贸lares y que luego tom贸 el nombre de Spirits de St. Louis. En 1978 la NBA se hizo a聽cuatro franquicias de la ABA, pero excluy贸 a tres. Los Spirits fueron uno de los rechazados. En 1982 reconoci贸 el error y para enmendarlo ofreci贸 a los Silna comprar su contrato por cinco millones a pagar en el curso de cinco a帽os. La respuesta, una contraoferta de ocho millones a ocho a帽os. La organizaci贸n del holding del baloncesto profesional de Estados Unidos se neg贸. Desde entonces, las franquicias han pagado a los hermanos m谩s de 230 millones de d贸lares. El caso es uno de los asuntos de derechos en la industria del deporte de mayor controversia en los directorios de los abogados, pero tambi茅n de debilidad de gesti贸n administrativa. Para el Programa de Negociaci贸n en la Facultad de Derecho de Harvard, 聽la NBA quiz谩 no pudo prever su 茅xito futuro o la invenci贸n de Internet, pero sus abogados debieron haber sabido reemplazar el vago t茅rmino de medios visuales por el espec铆fico de televisi贸n. Ante estos sucesos, 鈥渓a precisi贸n suele ser esencial. Rara vez existe una buena raz贸n para firmar un contrato que dure a perpetuidad. Un contrato finito nos da la oportunidad de renegociar mejores condiciones o de avanzar ante eventos futuros imprevisibles鈥.鈬捖SIGA EL DESARROLLO TEM脕TICO…鈬

Suscr铆base a D&N

Ab贸nese para recibir por correo el bolet铆n gratuito de pr谩cticas de gesti贸n deporte & negocios.

Tambi茅n te puede interesar