El ciclo productivo de una marca personal

Total
0
Compartidos

CASO DE ESTUDIO: RONALDO LUIZ NAZARIO DA LIMA

El alegre BENTO RIBEIRO, el barrio de las afueras de Río de Janeiro que el 22 de septiembre de 1976 vio nacer a RONALDO LUIZ NAZARIO DA LIMA, no sonríe por estos días. La tristeza invade tanto la cara adusta de los viejos desarrapados que se pasaron la vida viendo fútbol para paliar la pobreza, como en la de los briosos niños que se escapan del colegio para jugar ‘a pie descalzo’ al sueño del balón de cruzar el atlántico tras los pasos de su ídolo. La radio, compañera inseparable de cada favela, informa que se ha ido de las canchas después de 18 años de una carrera marcada por triunfos espectaculares y dramáticas decepciones. Aquí, un vecindario como otros cientos excluidos de las normas sociales que rodean una de las ciudades más bellas del mundo, su nombre es un grito de rebeldía de la pobreza que desde lo silvestre pide la mirada de una sociedad más justa y ecuánime. El FENÓMENO, el RONIE, el RONALDINHO o simplemente DADADO como lo apodan estos rostros ‘aporreados’ por tantas necesidades ha sido tres veces mejor jugador de la FIFA y en dos ocasiones Balón de Oro, pero también uno de los modelos de mayor credibilidad en los mercados de consumo del producto fútbol. Desde 1994 es uno de los mayores motivadores de consumo de la americana NIKE y una de las relaciones comerciales más solidarias de la industria mundial del deporte. A finales de 2001, el jugador y la multinacional de artículos deportivos comparecieron ante el parlamento brasileño para explicar la presunta injerencia de la marca sobre el jugador en la final de la Copa Mundo de 1998. “Nadie me ha obligado a jugar un partido para el que no me sintiera preparado”, le dijo a la Comisión Parlamentaria (CPI) que investigaba presuntas irregularidades en el fútbol brasileño. El contrato entre la Confederación Brasileña (CBF) y NIKE es de 200 millones de dólares para periodos de de 10 años. Días después, en señal de desagravio, la casa comercial rindió un gran homenaje en su sede en Portland: Un MINI ESTADIO de dimensiones oficiales con el nombre de Ronaldo, adornado con una estatua en bronce de 2,75 metros de altura. ⇒ SIGA EL DESARROLLO TEMÁTICO…+

También te puede interesar