Rivalidad, un esquema de gestión a la velocidad de la Fórmula Uno

Total
0
Compartidos

La rivalidad se inserta en cada movimiento del ruidoso mundo de la Fórmula Uno, una línea de deporte de alto interés por la atrayente producción comercial de los inversores que fusionan sus marcas al espectáculo en la búsqueda de reconocimiento.

☞ Autores:
Henning Piezunka es profesor adjunto en INSEAD.
Wonjae Lee es profesor invitado en la Escuela de Posgrado de Tecnología Cultural del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea.
Richard Haynes es economista sénior de la Comisión de Comercio de Futuros sobre Mercancías.
Matthew S. Bothner es profesor de ESMT, en Berlín.

Con esta estrategia de persuasión, el consumidor ha logrado conocer que además de ruido, velocidad, tecnología y osados protagonistas, el producto deportivo es un entramado de negocios donde convergen portentosos músculos financieros que aceleran sus millonarias fortunas al calor de las emociones que despierta la velocidad.

¿Qué significa esto para el mundo de la gerencia de los negocios?

Hay una analogía interesante para gestionar.

Lo que los datos sobre los choques en la Fórmula Uno sugieren acerca de la rivalidad en el lugar de trabajo.

La competencia alimentada por una similitud de estatus puede ser especialmente destructiva. Para analizar esto más de cerca, estudiamos la manera en que la dinámica competitiva precipita choques potencialmente mortales en el mundo de las carreras de la Fórmula Uno.

La expectativa era obtener nuevos conocimientos sobre los peligros de competir contra pares cercanos, así como sobre las condiciones que intensifican esos peligros, para luego aplicarlos al mundo de los negocios.

Para quienes no están familiarizados con la Fórmula Uno, lo primero que deben saber es que las colisiones por lo general no son cosa del azar. No se trata de que un piloto cometa un error espontáneo a toda velocidad; lo que sucede más bien es que dos pilotos, en un mano a mano, se incitan a hacer movimientos cada vez más temerarios.

En cierto momento, ambos pierden de vista el panorama más amplio de la competencia, y se incrementa su intención de ganarle a ese rival inmediato. El resultado es el clásico juego de la gallina, en el que dos jugadores se enfrentan directamente.

Lo que encontramos es que los choques eran muy probables entre pilotos cuyo estatus era más o menos equivalente. Es decir, sus trayectorias competitivas a lo largo de la temporada de carreras eran similares; por ejemplo, habían ganado y habían sido vencidos por muchas de las mismas personas. Sus clasificaciones en el mundo aislado de las carreras de Fórmula Uno eran muy parecidas.

¿Qué significa esto para el mundo de los negocios?

En primer lugar, suena como una advertencia en relación con el reciente alboroto sobre las estructuras corporativas “planas”. Los esquemas de administración tales como la holocracia —que reemplaza la toma de decisiones de arriba hacia abajo con una red horizontal de equipos de organización autónoma— prometen un antídoto pragmático y racional para las políticas de oficina impulsadas por los egos.

Sin embargo, nuestros hallazgos en la Fórmula Uno sugieren que los líderes que buscan promover una cultura igualitaria reduciendo las jerarquías, eliminando los títulos de los puestos y demás, quizá exacerbe sin darse cuenta la competencia, en lugar de refrenar.

El efecto no es inmediato. Nuestros hallazgos revelan que los choques entre pares con un estatus similar en la Fórmula Uno eran más probables durante las etapas finales de la temporada de carreras.

Toma tiempo llenar el barril de pólvora. La tensión va acumulándose gradualmente conforme los rivales se dan cuenta de su estatus similar, se miden uno al otro y se preparan para la batalla.

También nos sorprendió en cierta medida descubrir que la relación entre la similitud de estatus y las colisiones no existe cuando el clima es malo. Nuestra hipótesis es que cuando el mal tiempo añade un elemento extra de peligro a la carrera, este evita que los pilotos se dejen llevar por la angustia del estatus, y en cambio se mantengan totalmente enfocados en su seguridad personal.

FUENTE TEMÁTICA:
hbr.org

¿Aún no es abonado
deporteynegocios.com? 
Hágase Cliente Preferente y disfrute del acceso ilimitado a todas las guías prácticas de economía e industria del deporte durante los 365 días del año con el pago de 12 dólares…+

Manténgase al día con las historias de negocios y economía del deporte enviadas gratis a su bandeja de entrada.